Reiki es una terapia japonesa, que utiliza la energía a través de la imposición de manos en determinadas partes del cuerpo,  favoreciendo la calma y sosiego y ayudando en el desbloqueo emocional  y físico. Una sesión de Reiki puede durar aproximadamente cuarenta y cinco minutos y el paciente permanecerá acostado en una camilla, descalzo y vestido.

El Dr. Bach desarrolló la teoría de que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer. Problemas para dormir, el miedo a los exámenes, la hiperactividad, la tristeza, la culpabilidad y los problemas de concentración son algunos ejemplos donde las Flores de Bach se han utilizado con éxito y con buenos resultados tanto en niños como en adultos.

Es una disciplina terapéutica que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para restablecer el equilibrio y armonía del cuerpo y de la mente para beneficio de nuestra salud y belleza. Ayuda a eliminar los efectos desagradables ó tóxicos de los tratamientos alopáticos necesarios. Nos armoniza y nos fortalece para poner “de nuestra parte” la energía necesaria para la curación.

Quieres información sobre nuestras terapias?

Para cualquier información puede utilizar el formulario de la web o solicitar información en al dirección de contacto.

Shiatsu es una terapia corporal basada en los principios de la medicina tradicional china. Trabajamos con la persona en conjunto, y ponemos especial énfasis en la toma de consciencia y en la escucha del propio cuerpo, que es quien realmente sabe. Las herramientas de las que se sirve esta técnica son básicamente presiones y estiramientos.

Es una terapia manual basada en ejercer presión mediante digitopuntura en determinados puntos del cuerpo, que están energéticamente enlazados con los órganos internos, buscando un efecto re-equilibrante.

Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu mediante la práctica de las asanas, la respiración y la meditación.